miércoles, 23 de diciembre de 2009

Protocolo en Navidad 2


Mañana es Nochebuena, las familias se reunirán en torno a la mesa. El Protocolo puede ayudarnos a que todo sea un éxito. Poner la mesa, saber cómo organizar a los invitados y cómo comportarnos. Vayamos por partes y por orden.


¿Es adecuado preparar un aperitivo antes de la que posiblemente sea una copiosa cena?
Sí. Ameniza la velada y da un tiempo de margen para que lleguen todos los invitados, y a que nosotros rematemos temas culinarios en la cocina, etc. El aperitivo es un buen entretenimiento para todos y un buen aliado del anfitrión.
El aperitivo No deberá ser muy copioso. Como básico algo que pueda ser cogido con la mano y que no requiera plato. Entre las bebidas no se servirán aquellas de alta graduación. Son correctas en general cerveza, vino y refrescos .

Respecto a menús ¿Cuál podría ser el más adecuado?
La Navidad es una gran fiesta gastronómica. Las tradiciones populares hacen que los menús sean muy distintos en función de la región/autonomía donde estemos.
Independientemente del menú elegido los ingredientes serán de primerísima calidad y las cantidades las correctas.
Haga lo que mejor sepa y el cariño hará el resto, lo importante es estar juntos. Por si acaso, no experimente platos nuevos con su familia estos días si no quiere provocar desastres.
Lo adecuado es contar con entrantes y/o consomé y un segundo plato (pescado o carne). De postre la piña natural y el sorbete de limón son muy digestivos.
Como tradicional, en la Casa de Alba se cena pavo en Navidad, bien relleno de arroz o de salchichas, entre otras variedades, de primer plato lombarda, consomé, caviar o mariscos, no faltando tampoco la langosta. Según las crónicas, el pavo de Nochebuena tuvo su origen en México en el S. XVI. Los aztecas se lo hicieron probar a Hernán Cortés, a quien le agradó y lo llevó a España.
Si hay niños en la mesa prevea un menú infantil de fiesta acorde a sus edades.

A la hora de poner la mesa. ¿ cómo poner cada cosa y porqué?
Partiendo de las dimensiones que tenga la mesa (o las mesas) hay que calcular un espacio mínimo recomendado por invitado de unos 75 centímetros de ancho. Apurando un poco, 65-70 centímetros, pero nunca debería ser menor de este espacio por invitado.
Es también el momento de lucir y presentar impolutas la mejor mantelería, vajilla, cubertería y cristalería.
A mediados del S.XIX que coincide con el periodo isabelino se impone el servicio a la rusa, de origen francés que sienta las bases del protocolo y servicio de mesa actual.
Bajo el mantel es recomendable poner un protector o muletón que proteja la mesa, amortigüe los golpes, evitando que cualquier percance pueda estropear la mesa.
El mantel, por supuesto, deberá estar limpio, bien planchado. Además del tradicional blanco, siempre correcto, en esta época del año puede ser con fantasía

El bajoplato ¿ es indispensable?
No, pero viste mucho. Puede ser de cerámica o de metal. Lo ideal, la plata. Su acompañante perfecto es un platillo para pan a juego.
El bajoplato se alineará con el borde de la mesa

¿Cómo se ponen los platos? ¿Y el del pan a la derecha o a la izquierda?
Por orden y de abajo a arriba: plato llano o trinchero, plato hondo o taza de crema y consomé o cuenco.
A la izquierda el plato de pan, a juego con el bajoplato, pero más pequeño.

¿Dónde es correcto poner la servilleta?
La servilleta la colocaremos encima de cada plato, aunque se admite también que se ponga a su derecha o a su izquierda

¿Cómo se colocan los cubiertos? Si nos tenemos que levantar ¿cómo se dejan? ¿Y si ya hemos terminado, cómo se colocan sobre el plato?
Se colocan en el orden inverso al uso. El tenedor de pescado y de carne debe ir a la izquierda, por este orden, de fuera hacia dentro, cuchara y cuchillo, a la derecha, por este orden, también de fuera hacia dentro del plato, los filos del cuchillo mirando a la izquierda.
Los cubiertos de postre delante de la vajilla y de esta forma, tenedor, cuchillo y cucharilla.
Si hace una pausa mientras come, para hablar, levantarse (aunque no se debe levantar a media comida) o por cualquier otra razón, los cubiertos se dejan uno a cada lado del plato, pero dentro del plato, no apoyados en el mantel. Para indicar que hemos terminado un plato, se dejan lo cubiertos juntos en la posición de las cuatro y veinte.

¿Cómo se ponen las copas?¿ Hasta qué altura se sirven?
De izquierda a derecha se colocan las copas. La primera a la izquierda es la copa de agua, más grande que las de vino, a continuación la de vino tinto y por último la de vino blanco. Detrás de ellas según se mira dirección al plato irá la de cava, fina y más alta de lo normal.
Las copas nunca se llenarán del todo, sino sólo a un 2/3 de su capacidad.
Las bebidas se sirven por la derecha sin apoyar la botella en la copa y sin levantar la misma de la mesa. Sólo la copa de agua podrá ser servida inmediatamente antes de comenzar a comer.

¿Se chocan las copas al brindar?
No nunca, sólo se acercan. El motivo es evitar su rotura.

¿Algo más para la mesa?
Si hay saleros, vinajeras, etc. se debe colocar un juego por cada 6 - 8 comensales.
Además de la cubertería, cristalería y vajilla está la decoración. ¿Cómo debemos decorar una mesa de navidad?
En caso de usar flores, que no formen centros altos que impidan ver al resto de comensales, ya que la conversación es fundamental a la hora de compartir un almuerzo o cena. Es un detalle espléndido poner velas que tradicionalmente son blancas. Ahora en Navidad pueden ser de color acorde con la mantelería, pero nunca olorosas, para no interferir en los sabores de las viandas

¿Cómo ordenamos a los invitados?
Las señoras suelen tener mayor precedencia que los caballeros (por ello se las sienta a la derecha de éstos), los mayores la tienen sobre los más jóvenes (y a ciertas edades, sobre las señoras también). A edades iguales, el sexo es lo que da mayor precedencia.
Lo ideal con alternancia entre hombres y mujeres
La anfitriona o anfitrión estará cerca de la puerta de la cocina y presidirá la mesa . A la derecha del anfitrión se sienta la señora de mayor categoría o rango de la reunión y, a la derecha de la anfitriona, el señor de mayor rango o categoría.
El servicio de mesa empieza por la señora de mayor importancia y luego sigue por el resto de señoras. Posteriormente se sirve a los caballeros y en último lugar se sirve a los anfitriones.
Tenga en cuenta que los alimentos se sirven por la izquierda, los platos se retiran por la derecha y las bebidas se sirven por la derecha.
Nadie debe empezar a comer hasta que no hayan servido a todos, salvo que alguno lo pida o los propios comensales le indiquen que puede empezar sin ellos (para tomar el plato en su punto).
En el segundo plato no hace falta esperar.
Las bebidas siempre se toman sin tener comida en la boca y una vez que nos hemos limpiado los labios. Lo mismo haremos al terminar de beber, que debemos limpiarnos los labios con la servilleta.


Feliz Navidad

lunes, 14 de diciembre de 2009

El protocolo y la Navidad 1


La navidad ya está aquí. Calles y comercios engalanados y centros comerciales abarrotados a pesar de la crisis nos lo dicen a gritos. Hoy queremos saber cómo es el protocolo Navideño, que aventuramos complejo y que nos ocupará varios espacios es este blog. Hoy queremos comenzar hablando del protocolo de las felicitaciones y de cómo debemos decorar la casa en navidad


¿Cómo es el protocolo navideño? ¿Es especial? ¿Qué lo caracteriza? ¿Ha empezado ya la navidad?

Sí y no. la Navidad es la conmemoración cristiana del Nacimiento de Jesucristo. El término Navidad proviene del latín "Nativitas" y significa Nacimiento. Bajo esta perspectiva cristiana, comenzaría el día 25.
La fiesta profana que ensalza el solsticio de Invierno y el principio de un nuevo año. Rondaría alrededor del día 24
En España, la tradición nos dice que comienza el día 22 con el sorteo de Navidad, no antes. Ahora nos la adelantan por intereses comerciales y también por influencia anglosajona.
Si bien hay dudas de su comienzo, tenemos claro su final: el día de Reyes, 6 de Enero.
Entendemos como Protocolo Navideño el conjunto de pautas para celebrar las fiestas Navideñas.
¿Cuál es el primer paso protocolario para celebrar esta navidad?

Las tarjetas de felicitación. Los romanos al llegar estas fiestas, felicitaban a sus amigos y familiares intercambiándose ramas de olivo, dulces de miel y monedas de oro. Eran las fiestas del Dios Jano, dedicadas al culto de la amistad. Con el paso de los siglos, estas celebridades se cristianizaron.

La costumbre de enviar Tarjetas de Felicitación data de finales del siglo XIX. Por lo visto la confección del primer Christma suele atribuirse al londinense sir Henry Cole, quien en 1843, al carecer de tiempo para escribir las cartas de felicitación a sus amigos, encargó a una imprenta una tarjeta con el mensaje “Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo”.
Lo ideal es enviar las felicitaciones por correo ordinario con antelación suficiente previendo la saturación lógica de estas fechas y apostar por utilizar tarjetas de organizaciones de ayuda humanitaria: Unicef. Etc….
Se envían a los familiares con los que no coincida en las celebraciones navideñas, a amigos y a conocidos. También las empresas deberán enviarlas a clientes y proveedores.

¿No es suficiente enviar un email o un mensaje al móvil? Es cómodo, pero no muy adecuado, felicitar la navidad vía mensaje al móvil o por correo electrónico. Haga el esfuerzo, sea elegante. La gente a la que quiere se merece su atención. Lógicamente, si es usted quien lo recibe, de obligado cumplimiento es responder por la misma vía postal.
Y decorar la casa ¿cómo debemos hacerlo?
Indispensables el belén y el árbol.
La navidad no comienza hasta que no se pone el Belén, o al menos el Portal. La tradición popular del belén o nacimiento nació en la Nochebuena de 1223. San Francisco de Asís instaló un pesebre viviente en una cueva. Este belén tuvo tanto éxito que la tradición se extendió por toda Italia. En muchos lugares de España todavía está la tradición de hacer un belén viviente.De ahí al belén con figuras fue sólo un paso. En España el rey Carlos III fue quien impuso esta moda, fascinado por los nacimientos napolitanos.
Si hay niños en casa póngalo con ellos. Además es una experiencia gratificante. Recrear el río con papel de plata, colocar el portal, los Reyes y sus camellos, que aún están lejos, los pastores con sus ovejas (siempre hay una cojita) y decorar con nieve, hierba o purpurina es todo un arte y una tradición a transmitir a los pequeños.
Respecto al árbol, hace 2.000 años las tribus germanas celebraban el 24 de diciembre alrededor del abeto (el solsticio de invierno)Iluminando el árbol, se cumplía un rito ancestral que anuncia el fin de los días cortos y las noches largas.
La primera constancia de esta costumbre aparece en Alsacia , en el siglo XIV.
En el siglo XVIII, la esposa de Jorge III lleva a Londres el primer árbol de Navidad. Desde entonces, Oslo envía puntualmente a sus vecinos un abeto gigante que es colocado en TRAFALGAR SQUARE.
Durante el reinado de la Reina Victoria, siglo XIX, esta costumbre se popularizó definitivamente pasando rápidamente a EEUU.
En nuestro país empezó a popularizarse en la década de los años 60.
Lo idóneo es adquirir un arbolito con raíces que luego pueda ser plantado tras las fiestas.
En decoración, la combinación de colores se hace indispensable. Solos o en armonía el rojo, el dorado, el plata y el azul son los colores más elegantes y vistosos.
¿ Cómo decoramos el resto de la casa?
Que llegue la navidad no es sinónimo de que su hogar deba lucir como un parque de atracciones o una franquicia de disneylandia.
Adorne la casa, pero sea consecuente. También es fundamental la decoración parcial, nunca sobrecargada de la entrada o hall y el salón de la casa.
Plásticos, colorines y sobrecarga de adornitos es sencillamente un horror.
Coordine colores y no saque del baúl de los recuerdos retales ajados de navidades pretéritas, salvo que sean verdaderas obras de arte o artesanía. Si la creatividad no es su fuerte apueste por combinaciones ganadoras: Rojo con oro, o azul con plata.

Un truco para decorar la casa este año a precio irrisorio es optar por detalles naturales. Pasee por el campo y tome nota. Piñas, nueces, musgo, y muérdago quedan perfectos, si les añade unas velas el éxito está asegurado.

lunes, 30 de noviembre de 2009

El divorcio de los Duques de Lugo






El miércoles pasado, 25 de Noviembre de 2009 se hacía público que se comenzaban los trámites para el divorcio de S.A.R. la infanta Doña Elena y D. Jaime de Marichalar La noticia se hizo pública mediante un comunicado emitido por los abogados de los Duques de Lugo en donde se especificaba que se trataba de una decisión tomada de mutuo acuerdo, y cuyos términos se mantendrían en la intimidad para proteger a Felipe Juan Froilán de Todos los Santos y Victoria Federica, los hijos de la pareja, menores de edad.

Cabe preguntarse ¿Es protocolariamente correcto que una infanta se divorcie?

El protocolo nos habla de saber ser y saber estar, y en este sentido, tanto su Alteza como D.Jaime de Marichalar han hecho gala de ambas cosas. Han sabido ser consecuentes con una circunstancia, como es una dolorosa ruptura de un matrimonio después de 14 años, evitando la precipitación y dándose dos años para intentar solucionar las cosas, hecho que desgraciadamente no ha podido ser. También han sabido estar con su discreción, a pesar de las presiones mediáticas recibidas y muy especialmente, por el bien de sus hijos de lo que se han ocupado en todo momento.

Optar por el divorcio es una opción personal de una pareja y una manera de regularizar civilmente su estado. El protocolo de la Casa Real no prescribe nada al respecto. Si bien hasta ahora las desavenencias conyugales se tapaban y se mantenían las formas sociales. Los condes de Barcelona, por ejemplo, vivían separados igual que ocurrió con Alfonso XIII y Victoria Eugenia. Hoy las cosas han cambiado. De hecho, S.A.R., Doña Leticia Ortiz está divorciada de su primer marido.
¿Es cierto que Don Jaime de Marichalar pierde su título de Duque de Lugo?¿Mantendrá algún tratamiento específico?

Hasta que no obtenga el divorcio seguirá siendo el Duque de Lugo. Hay que recordar que este título fue concedido por el rey a su hija y a Don Jaime de Maricharlar con motivo de su matrimonio y que no es hereditario. Tras realizarse el divorcio, hoy en trámites, Don Jaime de Marichalar perderá el título nobiliario al dejar de ser el consorte de Doña Elena.



El tratamiento que hoy merece por ser Duque, es el de Excelentísimo Sr. Cuando ya no sea Duque, recibirá sólo el de Señor, como cualquier caballero.
Del comunicado que hizo público la Casa Real llama la atención dos cosas. En primer lugar, que para dar la noticia se diga literalmente que los abogados tienen el honor de comunicar ¿Es correcto decirlo así?

A primera vista, el texto da lugar a equívoco, pero es correcto. Aunque nos suene extraño leer que es un honor, es que éste es de los abogados , que son los que emiten el comunicado. No debe confundirse con que pueda ser un honor para la casa Real y tampoco que, se un honor comunicar que han acordado el divorcio.



Cuando la Casa del Rey comunica utiliza la expresión “Es un honor” suele ser para invitaciones o agradecimientos no para participar de una noticia dolorosa. Este comunicado es de los abogados, no de la Casa Real.

Por otro lado, en ese comunicado se hace una explicación de que Doña Elena y Don Jaime mantienen una fluida interlocución y además se testimonia el afecto que siente la casa Real por D.Jaime ¿esto es protocolariamente adecuado?
No es incorrecto. Tal vez no hubiera sido necesario exponer estas dos cuestiones, sin embargo, es un acierto, ya que por un lado se acalla que pudiera haber enfado previo o posterior al acuerdo llegado y que además, no existe malestar ni Negritaenfado con Don Jaime por parte de la familia Real. Ejemplifica así un divorcio de mutuo acuerdo, civilizado y modélico.

A raíz de la noticia se especula que posiblemente se pida la nulidad matrimonial ¿Sería protocolariamente correcto?
Hoy por hoy desconocemos si se va a tomar esta medida y si existen posibilidades de conseguirlo. La nulidad matrimonial supone que el matrimonio no ha existido y no puede surtir efectos, excepto, respecto de los hijos. Para que un matrimonio sea declarado nulo el Derecho Canónico establece que se tienen que haber dado unos supuestos que estipula claramente. No sabemos si alguno concurre en este caso. Parece coherente pensar que pueda ser solicitado. Doña Elena y Don Jaime son católicos practicantes y sus hijos también. Si desde luego quieren rehacer su vida y contraer matrimonio católico deberían previamente haber obtenido la nulidad del matrimonio actual. Si así fuera, el proceso sería tramitado en el Vaticano, porque como hija de un rey la ley así lo requiere.

En las Monarquías Católicas el caso más reciente de nulidad fue el conseguido por la Princesa Carolina de Mónaco, quien obtuvo la nulidad de su matrimonio con Philippe Junot 12 años más tarde de haberlo solicitado. Sin embargo, no se ha vuelto a casar por la iglesia, por lo que a efectos de la religión católica es soltera.

¿Qué antecedentes de separaciones y divorcios hay en la monarquía española y europea?
Este divorcio no es el primero en la historia de la Casa Real española. Pero sí es la primera vez que se produce con un hijo de soberano reinante. Realmente es el tercero, tras los del Príncipe Alfonso de Borbón y el Infante Don Jaime, hijos de Alfonso XIII entonces en exilio, y supone también la tercera separación matrimonial de una Infanta desde 1900.

La primera Infanta en dar este paso fue doña Eulalia, hija menor de Isabel II, que contrajo matrimonio en 1886 con su primo hermano Antonio María de Orleans, hijo de los duques de Montpensier, y de quien se separó en 1900, lo que causó un escándalo en aquella época. La suya fue una boda por intereses de Estado, ya que, tras la muerte de su hermano Alfonso XII en noviembre de 1885 y sin heredero varón, era necesario aportar descendientes a la Familia Real, por lo que se aceleraron los trámites.

El 31 de mayo de 1900, el matrimonio firmó el acta de separación en el consulado español en París ante la presencia del embajador español, acto con el que se legalizaba una situación de facto, ya que la pareja no se dejaba ver junta en actos oficiales desde 1895. Doña Eulalia se instaló definitivamente en el Palacio de Castilla, residencia de Isabel II en París, tras una decisión que fue aceptada por la familia Orleans, pero controvertida en la Corte y en el seno de la propia Familia Real.
Tras considerarse en 1910 desligada de cualquier obligación con la Familia Real, Doña Eulalia publicó un año después su libro Al filo de la vida, en el que abogaba por el divorcio y defendía la emancipación femenina, lo que provocó una gran polémica en España.
En el momento de su separación, su madre Isabel II, ya había abdicado a favor de su hijo, el rey Alfonso XII, éste había fallecido y Alfonso XIII era el soberano que reinaba bajo la regencia de su madre María Cristina. Por tanto, la infanta Eulalia tampoco era hija de soberano reinante en el momento de su divorcio sino tía del rey Alfonso XIII.

También se separó de su esposo, el conde Zamoyski, la Infanta Isabel Alfonsa de Borbón, hija de la Infanta María de las Mercedes, primogénita de Alfonso XII. Su boda, celebrada el 9 de marzo de 1929, fue la última de la Familia Real celebrada en España antes del exilio. La Infanta tras su separación decidió instalarse con sus cuatro hijos en Sevilla, donde su padre, el conde de Caserta, le compró una finca para que la explotara y fuera su medio de sustento. Vivió una existencia singular para su rango, trabajando el campo y vendiendo sus productos, mientras su esposo fijaba su residencia en la localidad francesa de Cannes.
El primer miembro de la Casa Real española en divorciarse fue Don Alfonso de Borbón y Battemberg, hijo primogénito de Alfonso XIII, que lo hizo en dos ocasiones. Casado en 1933 con la cubana Edelmira Sampedro-Ocejo y Robato, decisión que le apartó de la línea sucesoria, se separó de ella en mayo de 1937 en La Habana. En julio de ese mismo año contrajo nuevo matrimonio con Marta Rocafort y Altazarra, de quien se divorció en enero de 1938, poco antes de su muerte.
El siguiente divorcio en la Familia Real estuvo protagonizado por el Infante Don Jaime, también hijo de Alfonso XIII, que en 1935 se casó con Enmanuella Dampierre y se divorció en 1947, dos años antes de contraer matrimonio con la cantante de ópera Charlotte Tiedemann.
La historia en las Cortes europeas es, no obstante, bien distinta. El caso más reciente es el divorcio del príncipe Joaquín de Dinamarca. El hijo menor de la reina Margarita volvió a casarse con Marie Cavalier, tras divorciarse en abril del 2005 de la condesa Alejandra, con quién tiene dos hijos, Félix y Nicolás.
El precedente en la Familia Real inglesa lo marcó la princesa Margarita, hermana de la reina Isabel, al separarse oficialmente de Anthony Amstrong-Jones en 1976. La reina Isabel calificó 1992 de Annus horribilis y fue, en gran parte, por las separaciones de sus tres hijos mayores. La crisis matrimonial del Príncipe de Gales se hizo evidente ese año aunque el divorcio de la princesa Diana no se produjo hasta 1996. En 1992, la princesa Ana firmó el divorcio de su primer marido, el capitán Mark Phillips y celebró su nueva boda con Tim Laurence. Por último, los Duques de York, el príncipe Andrés y Sarah Ferguson, decidieron dar por finalizado su matrimonio ese año si bien el divorcio fue ratificado en 1996. La princesa Irene, hermana de la reina Beatriz de Holanda, disolvió su matrimonio con Carlos Hugo de Borbón Parma en 1981,

lunes, 16 de noviembre de 2009

Protocolo de las Citas


De amistad o con expectativas de romance, la cita tiene su propio protocolo. Saber ser y saber estar no sólo es una actitud, sino una estrategia que determinará si habrá o no segundas partes.


¿Cómo definimos cita?
Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua una cita es una reunión o encuentro entre dos o más personas, previamente acordado. Coloquialmente entendemos como cita una reunión de dos personas que se conocen aún de manera superficial y cuyo objetivo es tener la oportunidad de profundizar en su relación y, en el caso de los negocios, propiciar futuros acuerdos o colaboraciones.

¿Podemos entender que es el primer paso para conocerse las personas?
Aún no. Según afirma Chris Rock, famoso comediante estadounidense, la primera vez que tiene una cita con alguien no estará aún conociendo a esa persona, sino sólo a su "representante personal".

Repasemos las normas de protocolo aplicable a todo tipo de citas, ya sean de negocios o informal, tanto de amistad o de expectativas de más que amistad
Una cita es siempre una fábrica de expectativas y cuidar todos los detalles se hace imprescindible.
La cita tiene en su itinerario tres etapas a saber: la fase de información y preparación, la fase de ejecución y la conclusión.

¿Qué debemos tener en cuenta en la fase de información?
En la primera fase los deberes pasan por fijar los objetivos a conseguir (si no sabe adonde va, cualquier camino le llevará) informarse lo más posible sobre la persona que vamos a tener enfrente para poder agradar (saber es poder) y diseñar una estrategia anticipándose a los posibles incidentes. En resumidas cuentas, se trata de planificar lo más posible.

Nada peor que no reservar restaurante y tener que realizar un periplo lamentable en busca de lugar, ir a la caza y captura de un cajero automático por falta de dinero en efectivo o desafiar la paciencia de nuestro acompañante esperando una cola de una hora para obtener unas entradas de cine, por muy de estreno que sean.

¿Qué es lo que las personas valoran más en el otro en esa primera cita?
Si se trata de una cita con visos de romance, el Instituto alemán Gewis, de acuerdo a un sondeo realizado entre hombres y mujeres entre 20 y 50 años, detectó que las virtudes que esperamos encontrar en la otra persona son el buen humor, seguido de una buena apariencia y una conversación inteligente.

¿ Tanto cuenta la primera impresión?
La primera impresión cuenta más de lo que creemos o al menos esa es la conclusión a la que llegaron investigadores de la Universidad de Ohio y cuyo informe recoge que las personas deciden qué clase de relación desean tener con otra en los primeros minutos de conversación, y el esfuerzo que realizarán para que el otro se convierta en un aliado, en un amigo o incluso en un romance.

¿Cuáles son las mejores herramientas para una impresión favorable?
Son dos: una amplia sonrisa entusiasta como recibimiento y una imagen sencillamente impecable, adecuada al contexto y, lo que es más importante: real.

Deje los disfraces para carnaval, las 20 capas de maquillaje para Halloween y no se ponga litros de perfume, a no ser que su intención sea disolver manifestaciones.

¿Y la ropa?
La ropa tiene un código de mensajes fácilmente detectable. Un escote demasiado atrevido o una barba de dos días dicen lo que dicen. Más aún, como pequeño truco no estrene nada. Intempestivos alfileres o etiquetas no quitadas y rozaduras por estrenar calzado han arruinado muchas citas prometedoras.

Conjugue la naturalidad y la comodidad, pero saque de paseo su versión más encantadora y favorecedora. No se trata de confundir o engañar, sino demostrarle a la otra persona que verdaderamente nos importa, paso clave para desarrollar la empatía, fomentar el entendimiento mutuo y favorecer una comunicación fluida.

¿La puntualidad y el lugar?
Deberá ser exquisitamente británica. También una buena elección del lugar donde quedar y una meditada hoja de ruta de la cita son fundamentales para un buen desarrollo.

¿Como debe ser el lugar de esta cita?
Para el sitio, nada mejor que un ambiente relajado y sin ruido excesivo. Los restaurantes son el marco preferido, tanto para citas de negocios con almuerzo, como para cenas de amistad y romance. En estas últimas suele haber un paso previo, la socorrida sesión de cine que relaja el ambiente y nutre de temas las conversaciones posteriores. Prácticamente todas las mujeres aceptan una invitación al cine, pero cuidado, no a cualquier película.

¿El tipo de película que elijamos para ir a ver en esa primera cita influye en el resultado?
Según un estudio de la Universidad de Michigan, la temática de elegida incide directamente sobre el ánimo posterior al elevar o no los niveles de progesterona, hormona que, entre otras cosas, dispara el entendimiento. Puesto que generalmente los caballeros prefieren cine de acción y las damas prefieren historias humanas, si su objetivo es un acercamiento, no lo dude, decídase por una película romántica.

Si ya estamos en el restaurante….
En el restaurante no olvide sus buenos modales. Si la cita es con una dama cuide los pequeños, pero grandes detalles: ayúdele a quitarse el abrigo, permita que elija donde ubicarse (a las mujeres siempre nos gusta tener la espalda resguardada y no estar en medio de pasillos) y retírele la silla para que se siente.

¿Qué pedimos para comer?
A la hora de pedir elimine aquellos alimentos complicados de comer como espaguetis, marisco e incluso sopas. Si es el invitado no se lance a los platos más caros. Si está a dieta no lo diga, no hay nada más desalentador que compartir cubierto con alguien que no quiere comer, o que presumiblemente no va a disfrutar comiendo. Por tanto, si está a régimen pida en consecuencia y con naturalidad, pero no hable de ello, sea deferente. Consulte con su acompañante el vino a elegir y recuerde siempre que una copa de más puede ser un negocio, un amigo o un amor de menos.

¿Y la conversación?
La conversación durante la comida es la prueba de fuego.
Sea sincero y honesto e intente lograr un equilibro entre hablar y escuchar intercalando preguntas, pero sin caer en un tercer grado de interrogatorio.

Dedicarse a pasear la mirada para ver y ser visto por los demás comensales, no escuchar con atención o detenerse en exceso en contemplar monumentos vivientes es una falta de cortesía sublime.

Como norma general, y tras apagar necesariamente el teléfono móvil, en la mesa no se hablará de enfermedades, de sexo y de aquellos temas que puedan provocar desencuentros o rivalidades como la política, el fútbol o la religión. En las románticas, evite hablar de sus relaciones anteriores, de problemas personales como las fobias y manías, los desengaños, las peleas familiares, el tirano de su jefe y lo pobrecito que se siente por lo injusto de la vida, porque se trata de una cita, no de una visita al psicólogo.

Quejas y pesimismo deberían no estar presentes, recuerde que una actitud optimista es mucho más atractiva y afable.

Tampoco haga alardes de su currículum y menos, detalle lo que tiene o no. Hablar de dinero en una cita, salvo que sea con su asesor financiero es siempre muy ordinario.

Ante incómodos silencios rómpalos hablando de lo que les rodea, desde la decoración, ubicación o especialidades del restaurante o con preguntas comodín sobre viajes o proyectos que nunca fallan.

¿Quién paga?
Si usted propuso la cita, usted deberá pagar. Sugerir el pago compartido no acerca posiciones, además, ya habrá ocasiones para que le devuelvan la invitación. En citas amorosas, no escatime en señorío. Si es un caballero, abone la cuenta.

¿Cuánto debe durar una cita?
Respecto al tiempo de duración, si la cita es de negocios dos horas es suficiente. Si es de carácter personal puede extenderse si el clima es favorable, pero no olvide que retirarse a tiempo, e incluso dejar ganas de más es acertado.

En citas con tintes románticos si todo ha ido bien, tras la sobremesa se plantea la pregunta ¿y ahora qué?.
La planificación de nuevo nos ayuda sobremanera. Déle opción a su acompañante para que elija entre tres opciones (más de tres, embarulla y paraliza). Como ejemplo: copa, baile o paseo suelen ser bien acogidos.

¿Cómo saber si ha ido bien o no y qué hacer?
Una primera cita es sólo un primer paso de acercamiento, pero no el definitivo.

Si ha sido un éxito sea cortés y agradézcalo. Si es usted un caballero y quiere repetir cita romántica respete la regla de los cinco días, es decir, telefonee a la dama en los cinco días posteriores a la cita. Ella sabrá así claramente que usted está interesado y que repetirán el encuentro. Si no llama, su silencio hablará por usted dejando claro que no habrá segunda parte.

Saber ser y saber estar no sólo es una actitud, sino una estrategia que determinará si habrá o no segundas partes. Recuerde que es infalible tener en cuenta que la mejor improvisación es la más preparada.

lunes, 9 de noviembre de 2009

Protocolo a la hora de invitar a cenar en casa (2ª parte)


En el anterior apartado empezamos a desarrollar cómo ser un correcto anfitrión, pero aún hay pequeños detalles que son la clave del éxito. Veamos algunos.


Recibir gente requiere también una revisión de toda la casa… ¿Cuáles son los puntos débiles? Varios: el hall de entrada a la casa, porque es el primer impacto; el salón y comedor en donde se va a realizar la reunión, la cocina, un dormitorio donde tal vez se dejen los abrigos y el o los baños. Este o estos deberán estar especialmente impecables. Como recomendación ponga toallitas individuales, varios jaboncitos, suficiente papel higiénico y un frasco de colonia fresca.


Llega el invierno y los invitados acuden con abrigo a las casas ¿Qué hacemos con ellos?Lo ideal es contar con un perchero grande, o un gabanero o armario en el recibidor o en un pasillo, que habrá que dejar lo suficientemente vacío para que albergue las prendas de nuestros invitados. Si no es así, recoja los abrigos de sus invitados y llévelos a un dormitorio donde puede colocarlos extendidos encima de la cama. Eso sí, acuérdese del abrigo que correspondía a cada a invitado porque cuando éstos se vayan, será usted el que acudirá al dormitorio a recoger para entregarle el abrigo a cada invitado.

¿Cómo se pone el mantel de manera adecuada? Vestir bien la mesa se hace poniendo tres piezas: hule firmemente sujeto para evitar que deslice. El muletón de algodón no muy mullido que servirá para proteger el mueble, amortiguar el sonido del servicio de mesa y empapar instantáneamente cualquier vertido. Por último el mantel, preferentemente de lino blanco que cuelgue un poco. Si ponemos un mantel de encaje, en vez de un muletón, lo idóneo es poner debajo otro mantel de color que le haga resaltar.

En comidas más informales, puede ponerse pequeños manteles individuales que permitan disfrutar de la mesa como mueble, pero hay que prestar mucha atención a las posible manchas si se trata de tableros de madera.

¿Algún truco para que brillen las copas? Para que las copas brillen espectacularmente según las vamos poniendo en la mesa las frotaremos con papel, y de paso no dejaremos inevitables huellas en el cristal.

¿Cuántos saleros hay que poner en la mesa, por ejemplo si hay 6 comensales? Lo ideal es que cada comensal disponga del suyo propio (hoy venden saleros individuales muy bonitos y asequibles) pero si no es así , al menos se pondrá en la mesa un salero como máximo para 2 o 3 personas.

El orden para sentarnos en la mesa es combinar caballeros y señoras, pero ¿qué podemos hacer para que cada uno se siente en su sitio? Indíqueselo a cada uno personalmente o ponga meseros. También puede poner en los destinados para las damas algún detalle diferente, como un lazo que rodee la servilleta o una pequeña flor para que puedan ser claramente identificados.

La servilleta ¿Dónde y cómo la ponemos?
La servilleta puede ponerse en cualquiera de los dos lados, pero sin interrumpir el lugar de los cubiertos ni estar debajo de ellos. Lo más cómodo es ponerla doblada sobre el plato, sin excesos en ese doblado.
Si servimos varios postres, por ejemplo fruta y dulce ¿Cuál va antes? Los postres se suelen tomar en este orden: fruta, queso, dulce, helado y sus posibles combinaciones.

domingo, 1 de noviembre de 2009

Protocolo a la hora de invitar a cenar en casa


Debido a la crisis y porque salir a cenar o picotear con los amigos nos puede suponer un desembolso importante, se está recuperando la costumbre de invitar a cenar en casa y para ello hay que saber ser un correcto anfitrión. Hablemos por tanto del protocolo para recibir en casa.


La palabra anfitrión

El término procede del griego y parece que viene de los fabulosos banquetes que organizaba el rey Tirinto, rey de Tebas .Cuenta la leyenda que Zeus sedujo a su esposa Alcmena, aprovechando que éste se encontraba en el campo de batalla, tomando la forma de Anfitrión; de esta relación nació Heracles (también llamado Hércules).


Posteriormente, Plauto (254-184 a.C.) quiso reflejar este drama en una de sus obras, y fue el motivo principal de la obra titulada “Anfitrión”.

En el siglo XVII Moliere (1.622-1.673), el gran dramaturgo francés, recupera y adapta esta comedia de Plauto y es en la escena final donde se habla de un estupendo banquete y donde se dice que "El verdadero Anfitrión, es el que invita a cenar".


La definición se hizo popular y el término anfitrión se incorpora a la lengua francesa. Su uso se extiende poco a poco más allá de sus fronteras y llega a España.


Ya en la primera edición del diccionario de la Real Academia Española de la Lengua 1.869 se recoge el término como persona que tiene invitados a su mesa o a su casa.

¿Cómo podemos ser un perfecto anfitrión cuando recibimos en casa? ¿Cuáles son las funciones del anfitrión?

Para ser un perfecto anfitrión debemos tener procurar una correcta organización yun trato cordial y agradable a todos nuestros invitados, teniendo siempre en cuenta sus gustos y preferencias.

Como ya dijo en los comienzos del siglo XIX, el gastrónomo francés Brillant-Savarin: "recibir a alguien como nuestro invitado equivale a responsabilizarse de su felicidad durante todo el tiempo que permanezca bajo nuestro techo.

Así pues , las funciones del anfitrión son cuatro:


1. Recibir. Estar siempre al cuidado de las personas que llegan, para darles la bienvenida. Saludarles, y conversar unos minutos. No alargarse en la conversación que para eso habrá tiempo, y no es correcto tenerles demasiado tiempo a la puerta o en la entrada de cualquier lugar.

2.Presentar. Durante el desarrollo de la velada, los anfitriones se encargarán de presentar a los invitados entre sí.

3. Conversar. Los anfitriones deben estar siempre atentos, para que sus invitados no estén en grupos de silencio. Deberán ser capaces de establecer conversaciones, de introducir temas para las mismas e incluso de ejercer como "moderadores".

4. Despedir. Estar siempre dispuesto a despedir a los invitados que se van, y "sondear" la opinión de los mismos respecto de la velada. Agradecer su presencia y enviar saludos cordiales a quienes no pudieron asistir.

¿Cómo nos organizamos, cuáles son los preparativos fundamentales?
Fijar una fecha con antelación, hacer una lista de invitados y prever el menú.

¿A cuántas personas invitar y cómo hacerlo correctamente?
Para Invitar lo idóneo es hacer llamadas telefónicas, enviar un correo electrónico o decirlo en un reunión de amigos.


Se avisa con una semana de antelación (mínimo 3 días) especificando la hora y dando por cortesía algunos trucos de aparcamiento ( si hay parking, etc.….)o instrucciones para entrar en la casa.

Dependiendo del tamaño de la casa, para organizar una fiesta en ella, debería invitar al número de personas que pueda atender y que estén cómodos.

¿Cómo colocamos a los invitados en la mesa? ¿Hay un espacio mínimo recomendado por invitado en la mesa?

La colocación en la mesa suele ser de alternancia entre caballeros y damas.

A la derecha del anfitrión se sienta la señora de mayor categoría o rango de la reunión y, a la derecha de la anfitriona, el señor de mayor rango o categoría.

Una velada agradable no se consigue estando apretado. Los invitados necesitan de un espacio mínimo para moverse con cierta soltura y comodidad.Partiendo de las dimensiones que tenga la mesa (o las mesas) hay que calcular un espacio mínimo recomendado por invitado de unos 75 centímetros de ancho. Apurando un poco, 65-70 centímetros, pero nunca debería ser menor de este espacio por invitado.

No solo hay que tener en cuenta el tamaño de la mesa, sino los elementos tan poco tenidos en cuenta, en muchas ocasiones, como las patas de la mesa u otros elementos de la misma que puedan ser un estorbo o incomodidad para los invitados.

Como recomendación final, siempre hay que ser generosos con el espacio, y calcular por exceso mejor que por defecto.

¿Cómo decoraremos la mesa? ¿Flores, velas?

La regla de oro para decorar una mesa debería ser: no se crean barreras con la decoración.

Si opta por utilizar centros de flores, ya sean naturales o secas, deben ser flores sin perfume, ya que pueden interferir con el aroma de la comida y la bebida.

Las velas de los candelabros deberán ser blancas o de color marfil.
En determinadas ocasiones, como Navidad, se permiten velas de color rojo, por ejemplo.

Las velas solo deben ponerse en las cenas, y si se encienden, se hace después de que los invitados se han sentado a la mesa.

Las velas deberán ser de cera inodora. En la mayoría de los casos las velas y candelabros se utilizan como mera decoración y no se suelen encender.

¿Es correcto cuando somos invitados llevar algún obsequio?

Sí, aunque si somos los anfitriones y nos preguntan si llevamos algo, la respuesta es no.

Lo correcto será llevar o vino o algo de dulce (siempre acorde a los gustos del anfitrión)

Si la invitación es más formal, se envía un ramo de flores a la anfitriona antes de la cena para que pueda decorar la mesa o la casa. En su defecto, el día siguiente para dar las gracias.

¿Cómo debería comportarse el correcto invitado?

Te reciben según te presentas; te despiden según te comportas.
Servicial y dispuesto a colaborar con los anfitriones en cualquier tarea: Retirar una mesa, servir un licor o café, etc.
Agradecido. Exprese su satisfacción pero cuídese de exageraciones y excesos en sus halagos.
Comportamiento. Cuidado sin exageraciones, no sea el pedante de la velada.
Ir vestido de forma elegante
Comer de forma educada, y evitar caer en excesos, moderando el consumo de bebida.
Procurar entablar conversación, con las personas que le presenten, evitando esos silencios prolongados e incómodos.

¿Cómo nos debemos vestir si somos invitados o si somos anfitriones?
Si somos los anfitriones, les recibiremos arreglados, pero con toque sport … porque estamos en casa. Si somos invitados iremos arreglados pero también con un toque sport.

La puntualidad cuando nos invitan a una casa ¿es estricta, o sin embargo hay un margen mayor?
Ser puntual es ser educado. No llegar ni antes, ni después. No obstante en las grandes ciudades se permite un cuarto de hora de retraso como margen razonable.

¿Qué criterios seguimos a la hora de escoger un menú?
Elegir algo acorde a la hora de la reunión y a los gustos o requerimientos de los invitados ( vegetarianos, alérgicos,etc…).
Será abundante pero sin apabullar y todo de primerísima calidad.
Como norma, no experimente. Mejor hacer algo que sabe que le sale bien.
Con el menú ya concretado tiene que hacer una lista de alimentos y otros artículos necesarios para hacer la correspondiente compra.
Lo que es fresco se comprará el mismo día o como mucho, el día anterior.
Se cocinará no con mucha antelación a la cena. Lo ideal es no poner un plato que requiera que el anfitrión esté en la cocina durante la cena preparándolo. Las cosas de horno nos salvan de estas situaciones.

¿ Es correcto servir previamente un aperitivo?
Sí, para dar oportunidad a que lleguen todos los invitados, a que se conozcan entre ellos, a que nosotros rematemos temas culinarios en la cocina.

¿Que ponemos de aperitivo?
La variedad con la que contamos es tan amplia como imaginación y presupuesto tengamos…pero sea original
Como básico algo que pueda ser cogido con la mano y que no requiera plato.
El aperitivo no deberá ser muy copioso porque mermará el apetito y no durará más de ½ hora como mucho.
Entre las bebidas no se servirán aquellas de alta graduación. Son correctas en general cerveza, vino y refrescos.

Respecto a vajilla, cristalería y cubiertos ¿ Cuáles son los adecuados?
Sencillamente, los mejores que tengamos.

Para crear ambiente ¿es correcto amenizar con música?
Sí, La música deberá también prepararse con antelación y nunca sonará muy alta para facilitar las conversaciones.
Deberá ser suave en el aperitivo.
Durante la cena será un susurro o bien se quita. Si pone música la clásica no estorba.
En los cafés de nuevo suave.
Prepare también algo para bailar por si alguien se arranca y con “marcha” para las copas.

¿Tras la cena se servirán cafés y licores y dónde?
Podrán ser tomados en la mesa o lo más correcto, pasando al salón.
Además y si lo desea se puede acompañar de unos dulces o bombones
Recuerde comprar suficiente hielo, nunca encargue su compra a un amigo invitado…...

¿Cómo saber el momento adecuado para irse?
Nunca antes de transcurrida media hora desde que se sirvió el café.

Si quiere aprender más, el próximo día 14 de Noviembre impartimos un curso presencial en Madrid precisamente sobre organización de actos y eventos. Si asiste aprenderá a ser un perfecto anfitrión. Más información: http://www.cursosprotocolo.com/

martes, 27 de octubre de 2009

Protocolo en la entrega de los premios Príncipe de Asturias



El pasado viernes 23 de Octubre se celebró en Oviedo la tradicional entrega de los premios Príncipe de Asturias.Su ceremonia solemne y la internacionalidad de los premiados ha convertido esta entrega de premios en una de los acontecimientos más importantes en España, que goza de una gran proyección internacional. Hoy queremos conocer cómo se prepara, y cuáles son las claves protocolarias de su majestuosa puesta en escena.

Lo que hace que esta entrega de premios y su ceremonia se distinga de otras es que se entremezclan los valores humanos, el sentimiento y la palabra, aunando la sencillez y el fondo de contenido de los discursos.Todo ello, hace que la ceremonia que roce la perfección.

La preparación
La ceremonia siempre se realiza en un viernes del mes de octubre. El lunes anterior , es decir, cinco días antes, comienzan las tareas de preparación del teatro Campoamor de Oviedo.El equipo del teatro y el de la Fundación trabajan conjuntamente, también cooperan el servicio de actos públicos dependiente de la Subsecretaría de Presidencia quien se traslada a Oviedo aportando banderas, sillones, mástiles y otros materiales.

Los primeros que actúan son los electricistas y los técnicos de televisión que colocan los focos. A continuación, intervienen carpinteros y tapiceros, para hacer una gran tribuna destinada a fotógrafos y cámaras de tv. Después, la tarima de presidencia que se eleva 25 cm del suelo con una rampa para evitar escalones . A continuación, se instala la moqueta del suelo que es amarilla, y bajo ella, se cablean los micros y por encima se pondrá la gran alfombra central de color azul con el escudo de la Fundación.El día antes el montaje está hecho.
El viernes por la mañana se hace el ensayo general y se reciben los programas de la imprenta que las azafatas darán al público a su entrada. También llegan 10 paragüas negros por si hicieran falta, pero en 29 años sólo ha llovido una vez y este año tampoco ha llovido. El mismo viernes, día de la entrega del premio y de tres a cuatro y media de la tarde entra la policía a hacer una revisión e inspección. Por otro lado, cabe destacar que este teatro tiene un acceso trasero que en menos de dos segundos permite poner una UVI sobre el mismo escenario.

¿Cuántas invitados hay en la ceremonia en el teatro? Aproximadamente unas 2.000 personas

¿Cómo se ordena el escenario?
La Ordenación del escenario (mirando desde el patio de butacas) es así:
En la mesa Presidencial y de izquierda a derecha se ubican : el Presidente del principado, S.A.R. el Príncipe de Asturias,S.A.R. la Princesa de Asturias, el Presidente de la Fundación.
A la izquierda están los sillones de los premiados colocados en dos filas.Su número varía en función de los premiados. Son de color azul, llevan tallados el escudo de la Fundación y tienen un anexo bajo el brazo para que los premiados puedan dejar su diploma o los papeles de sus discursos. Tras las filas de asientos están las banderas de los países de los premiados ordenadas linealmente en inglés, en dirección presidencia-público. Para los premiados se colocan las sillas en dos filas. A la derecha del escenario están las sillas para las autoridades colocadas en tres filas .

¿Por qué la reina está en un palco y no en la mesa de Presidencia?Para no quitar protagonismo a su hijo.

¿El militar que está detrás de los príncipes quién es?
Es un ayudante de Campo del príncipe, encargado de su seguridad y de darle el discurso que va a leer, que se encuentra alojado en la parte trasera de el sillón ocupado por la Princesa de Asturias.

¿ Hay un orden fijo para sentar a los premiados, autoridades e invitados?Los premiados suelen ordenarse en función de la fecha de proclamación del premio. Para las autoridades se aplica el Real Decreto de Precedencias. En el patio, las butacas de la derecha recogen las principales instituciones asturianas.Las filas de la izquierda los miembros del patronato de la Fundación e invitados especiales.

¿Qué piezas interpretan durante la ceremonia los gaiteros y cuántos son?Tres piezas son interpretadas: el himno nacional al comienzo de la ceremonia; El himno de Asturias tras el discurso del príncipe y el Xarrero, una canción asturiana típica de fiesta para acompañar la salida de los premiados del teatro. Son casi 100 gaiteros.

¿Qué etiqueta se pide para el atuendo?No existe una etiqueta especial solicitada. En la invitación se indica traje oscuro para los caballeros , traje corto para las señoras y uniforme de gala número 3 para los militares.

¿Cumplía la atleta Isinbayeba el protocolo?No. Su traje era más para la entrega de los oscar....pero hay que decir que estaba guapísima.

¿Qué se les entrega en este acto a los premiados? Un diploma y un cheque . Los diplomas están colocados en una especie de botellero y ordenados. El ayudante del príncipe se los va pasando uno a uno. El diploma se hace a mano, en papel especial y están firmados por el Presidente de la Fundación. El cheque se entrega en un sobre lacado.

¿Por qué no se les entrega la escultura del premio, obra de Miró?Por su peso. Eso sí se exhiben los trofeos en la ceremonia. Se envían por mensajero a cada premiado tras la ceremonia.

¿La recepción tras la entrega de premios en el Hotel la Reconquista cuánto dura? ¿Es verdad que hay una recepción paralela y privada?Al finalizar la ceremonia hay una recepción en el Hotel la Reconquista que dura hasta las 21,30. Al comienzo de la misma, los príncipes se reunen a solas con los premiados y sus familias en el Salón Covadonga.

También hay un pueblo de Asturias que obtiene el premio. ¿Siempre ha sido así?No. Se instauró en 1990. El día siguiente a la ceremonia de entrega de premios, los Príncipes acuden a la localidad premiada. Este año le ha correspondido a Sobrescopio

lunes, 19 de octubre de 2009

Protocolo del coche


Los automóviles suelen tener una particularidad especial: cambian el carácter de la mayoría de las personas. Personas con un comportamiento impecable cuando suben a un automóvil se transforman.

¿Cómo debe ser el comportamiento del conductor?

Primera norma básica: respete escrupulosamente las señales de tráfico y los límites de velocidad. Si están ahí será por algo, no olvide que puede poner en peligro no sólo su vida, sino (y lo que es más importante aunque usted no se lo crea) la vida de otros.
Trate de facilitarle la labor al resto de conductores. Si otro conductor quiere incorporarse, sea usted un caballero o una señora y cédale el paso.


¿Cómo se agradece una deferencia por parte de otro conductor?
Si le ceden el paso ceden, agradézcalo con un gesto de la mano.
Si un camión le facilita el adelantamiento haciéndole señales con los intermitentes, agradézcaselo con un toque de bocina.
Si hay un conductor en apuros parado en el arcén sin que nadie le preste asistencia, detenga el coche y ofrézcale su ayuda.
Si alguien viene de frente y le deslumbra, no se ponga como un energúmeno a hacer cambios de luces, indíqueselo con un par de destellos.

¿El claxon tiene su código?
El claxon está reservado para ocasiones muy especiales. No lo utilice a diestro y siniestro.

¿En caso de colisión con otro coche?
No se ponga usted como una fiera: actúe con serenidad, y si no está de acuerdo con la interpretación del otro conductor, ya habrá tiempo de discutirlo en los tribunales.


A la hora de preguntar….
Lo correcto es parar el coche y apearse (siempre que ello sea posible, claro está), nada de dar voces desde la ventanilla para llamar la atención de un transeúnte. Tras las indicaciones agradezca la atención prestada.

Cuidado con las paradas
Hay que tener cuidado en las paradas (atascos, semáforos, etc.), y no entretenerse leyendo un periódico o revista, mirando el móvil, agenda electrónica, ordenador, o pintándose los labios etc. obligando al vehículo posterior a utilizar el cláxon para avisarle que se ponga en marcha.


¿Cuándo monta alguien en el vehículo es correcto salir del mismo?
Cuando monte alguna persona en su coche lo correcto es salir del vehículo y no esperar dentro como si fuese un taxista. Primero abra las puerta a los acompañantes y en último lugar entre usted.


¿Cómo debe estar un coche?
Limpio, por dentro y por fuera
El interior del coche es un fiel reflejo de la educación de su dueño: Debe mantenerse limpio, con los ceniceros vacíos y libre de adornitos, autoadhesivos, elementos colgantes y otros motivos supuestamente decorativos
No debe utilizarse un ambientador demasiado fuerte.
No es demasiado elegante llevar el coche lleno de paquetes como si fuese una furgoneta de reparto. Y además, no es recomendable por seguridad de los ocupantes. En caso de un accidente los paquetes pueden ser muy peligrosos pues se convierten en proyectiles. Si lleva carpetas, papeles o bolsas en los asientos los pasará al maletero.
Nunca ponga el chaleco reflectante vistiendo los asientos, tampoco ponga camisetas, es sencillamente horrible.

¿Es incorrecto tunear un coche?
No, siempre que se haga con gusto. En el protocolo todos los excesos son malos.




¿Cómo debemos actuar cuando llevamos a alguien?
- Conduzca con una velocidad prudente: no les lleve con el alma en vilo.
- No sea brusco en su conducción: evite giros violentos, aceleraciones y frenadas. En definitiva, trate de no que no se mareen.
- No ponga la radio sin preguntar primero, y, en todo caso, póngala a un volumen moderado (es un coche, no una discoteca).
- No baje la ventanilla sin pedir permiso, y aun obteniendo dicho permiso, valore en qué medida puede estar usted molestando
- No ponga la calefacción ni el aire acondicionado sin consultar primero. En todo caso, pregunte cada cierto tiempo qué tal se encuentran, si prefieren más o menos calor, música, etc.
- Si usted fuma, no lo haga si tiene la más mínima sospecha de que puede molestar. En todo caso, pregunte antes de fumar.
- Si es el pasajero quien fuma, invítele a que lo haga sin esperar a que se lo pregunte. Si viaja usted con varias personas, debe procurar que no se fume si considera que a alguien le puede molestar.
- Cada cierto tiempo pregunte si alguien quiere hacer una parada. No espere a que la gente se lo pida.




¿Si vamos en grupo quién debe pagar el peaje o gasolina?
Pagar el peaje o la gasolina es obligación exclusiva del dueño del coche, por lo que no permita colaboraciones. Los demás que inviten, si quieren, al café, al bocadillo, etc. En caso de estudiantes, compañeros que van juntos todos los días al trabajo, etc., esta regla no se aplica.




¿Cuáles son las reglas de protocolo para ser un perfecto pasajero?
Terminantemente prohibido explicarle al conductor cómo debe conducir (se supone que ya sabe).
Se aceptará su estilo particular de conducción, aunque sea diferente al nuestro (más rápido, más despacio, más brusco, más suave, etc.). Sólo en casos extremos, en los que se llegue a temer por la integridad física, se podrá hacer una discreta observación (con la máxima amabilidad).
El pasajero debe acompañar al conductor, dándole conversación si éste quiere hablar o respetándole su silencio.


¿De qué temas no se puede hablar en el coche?
Se evitarán temas polémicos que puedan terminar en discusión (se corre el riesgo de perturbarle o de tener que abandonar el coche antes de destino).
Tampoco es el coche el lugar de contar chistes y hacer que el conductor se "parta" de risa.
Absolutamente prohibido dormirse (y menos roncar), especialmente si es el pasajero del asiento delantero.
El pasajero insistirá en contribuir al pago de la gasolina, el peaje, etc, (que el conductor debe rechazar). Por ello, debe el pasajero invitar al café, a los bocadillos, etc.
Abstenerse de fumar si el conductor no lo hace (el olor del tabaco permanece en el coche). En caso de fuerza mayor se pedirá permiso y se fumará lo indispensable.
También se pedirá permiso para bajar la ventanilla. No obstante, hay que tener presente que aunque el conductor no ponga objeción, puede que le resulte algo incómodo.
El pasajero debe moderar sus peticiones: "ponemos música", "paramos aquí", "nos desviamos por allá", etc. El pasajero debe aceptar su papel de actor secundario y dejar el protagonismo al conductor.



¿Existen las preferencias de ubicación en los asientos de los coches?
El protocolo nos indica que, en términos generales: la mujer tiene precedencia sobre el hombre, la persona mayor sobre la persona joven, los representantes de instituciones oficiales sobre los de las instituciones privadas, las personas con discapacidad sobre las personas sin discapacidad, las autoridades religiosas sobre las civiles, el jefe sobre los empleados, etc.



¿Cómo se ubican los pasajeros en un coche privado?
Si se viaja en un coche privado, el asiento preferente es el delantero de la derecha. En la parte trasera son preferentes los asientos junto a las ventanillas, y en último lugar el del centro.



¿Cómo se ubican si van dos parejas?
Hay 2 opciones:
1. Los dos caballeros delante, el que conduce, y el invitado
2. O bien, se puede ir acompañado de nuestra pareja en el asiento derecho, dejando la parte posterior para la pareja invitada




¿ Y si ese trata de un coche con chófer?
El asiento preferente sigue es el trasero de la derecha, luego el trasero de la izquierda, y la persona de menor categoría ocupará el asiento delantero junto al chófer.



¿Quién entra primero al coche?
La persona de mayor rango, después la inmediatamente inferior y así hasta el consuctor que entra el último.




¿Y a la hora de bajar?
El orden es el inverso al de la subida al mismo. Es decir, la persona de mayor rango baja la última, y luego en orden inverso al de subida el resto de personas. Ahora bien, cuando se trata de personalidades, que llevan a su seguridad o alguna persona del servicio de protocolo, que va al lado derecho del conductor, esta sube en último lugar y baja el primero, para cerrar y abrir la puerta, respectivamente.

Hablando de coches, en un taxi ¿qué preferencia tiene el viajero?
Los taxistas de Madrid tienen una ordenanza que indica que los clientes poder elegir la luz y temperatura del vehículo, qué emisora de radio escuchar y poder llevar equipaje. En el caso de querer comer o beber dentro del taxi, deberá consultarse con el conductor.



¿Tienen los taxistas normas de etiqueta?
A los taxistas también se les imponen unas ciertas reglas de etiqueta. No se les permite vestir con prendas deportivas o de baño, vamos, que no se pueden vestir como si fuesen a la piscina o a la playa. Nada de pantalones cortos, piratas, chanclas, sandalias o hawaianas, camisetas sin mangas y vestuario de este estilo.
En definitiva, que los taxistas, como en el resto de las profesiones, debe acomodarse a unas reglas de funcionamiento y de etiqueta, que hagan que las relaciones con sus clientes sean más agradables, respetuosas y cívicas.



Para terminar, ¿hay alguna regla de protocolo y el aparcamiento?En las grandes ciudades, si usted organiza algo debe contemplar esta cuestión para garantizar que los invitados no estarán dando vueltas con su coche a la manzana, o bien tendrán que dejar su automóvil a varios cientos de metros.
Si organiza una cena en casa, de pocos invitados, puede ser un detalle dejar su garaje libre. Si no lo tiene, puede optar por indicar en la invitación el parking más cercano a su casa.
Si ha quedado citado en algún local indique si tiene aparcacoches.

martes, 6 de octubre de 2009

Nuevo curso presencial de protocolo


Curso Organización de Actos y Eventos

El próximo día 14 de noviembre de 2009 daremos un nuevo curso en el Mirasierra Suites Hotel. Esta vez especializado en la organización de actos y eventos.

La preparación de una boda, un evento deportivo, un congreso empresarial, una entrega de premios o una recepción oficial son solo algunos ejemplos de actos que precisan de un protocolo de actuación especializado. Conocer las herramientas para afrontar con éxito una organización compleja nos permitirá acometer estos proyectos de manera ordena controlando todos los parámetros que le rodean.


Para más información

Curso de Organización de Actos y Eventos
enmedios

Calle Nuria, 89. 4º A 28034 Madrid Spain
Tel +34 913 839 652 - Fax +34 917 343 124
email enmedios@ariasthous.com

lunes, 28 de septiembre de 2009

PROTCOLO OLÍMPICO


El próximo día 2 de Octubre, sabremos si Madrid será sede de los juegos olímpicos de 2016.Organizar una Olimpiadas es muy complicado y el protocolo a seguir debe ser riguroso.

Los principios del Olimpismo


El Olimpismo es una filosofía de vida que exalta y combina en un conjunto armónico las cualidades del cuerpo, la voluntad y el espíritu. Su objetivo es aliar el deporte con la cultura y la educación, en la era moderna, el olimpismo como actividad cultural múltiple.

El Olimpismo se propone crear un estilo de vida basado en la alegría del esfuerzo, el valor del buen ejemplo y el respeto por los principios éticos fundamentales universales.

Favorecer el establecimiento de una sociedad pacífica y comprometida con el mantenimiento de la dignidad humana. El Movimiento Olímpico tiene por objetivo contribuir a la construcción de un mundo mejor y más pacífico, educando a la juventud a través del deporte practicando sin discriminación de ninguna clase y dentro del espíritu olímpico, que exige comprensión mutua, espíritu de amistad, solidaridad y juego limpio.

Toda forma de discriminación en contra de un país o de una persona, ya sea por motivos raciales, religiosos, políticos, de sexo o de otro tipo, es incompatible con la pertenencia al Movimiento Olímpico.

Normativa sobre protocolo olímpico


Sí, la Carta Olímpica que incluye todo el esquema organizativo y de protocolo. Es el documento de referencia en el que se deben basar los organizadores de los juegos y sus equipos de trabajo. En la Carta Olímpica se reflejan aspectos que contemplan desde la entrega de medallas y diplomas olímpicos hasta el envío de invitaciones pasando por las regulaciones sobre la bandera olímpica y la antorcha olímpica. No obstante, el país organizador tiene una amplia libertad para establecer sus pautas y criterios, sin más límite que respetar los preceptos señalados en la Carta Olímpica. Eso sí, desde el principio hasta el final de los Juegos Olímpicos, el COI será la única autoridad competente para establecer el protocolo aplicable en todos los sitios y en todas las ceremonias y manifestaciones, De hecho, durante los Juegos Olímpicos, la precedencia corresponderá a los miembros del COI y a los miembros honorarios del COI, por orden de antigüedad, con el Presidente y los vicepresidentes a la cabeza, seguidos de los miembros del COJO (del país organizador) y de los presidentes de las Federaciones internacionales.



La bandera olímpica


Fue adoptada en el Congreso de 1914, celebrado con motivo del vigésimo aniversario de la restauración de los Juegos. Fue estrenada en los Juegos Olímpicos de Amberes 1920.
Según el Comité Olímpico Internacional, los anillos olímpicos representan la universalidad de los Juegos, basados en la idea de que al menos uno de los seis colores de la bandera olímpica están en todas las banderas de los países del mundo.
Sin embargo, la idea de que cada anillo y su color representan a uno de los cinco continentes sigue siendo muy popular, aún cuando el COI lo rechaza.
En la actualidad existen cinco teorías. La más aceptada es la siguiente:
Azul:Europa
Amarillo: Asia
Negro: Africa
Verde : Oceanía
y Rojo : América

El tema de utilizar anillos está muy posiblemente basado en las ideas del psicoanalista suizo Carl Gustav Jung que decía que el círculo representa la continuidad y al ser humano.



¿Dónde debe estar situada?



Una bandera olímpica de grandes dimensiones deberá ondear, desde el principio hasta el final de los Juegos Olímpicos, en un mástil erigido en un emplazamiento bien visible del estadio principal, donde será izada durante la ceremonia de apertura y arriada durante la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos. En la villa olímpica, así como los sitios de competición y de entrenamiento y todos los demás sitios que estén bajo la responsabilidad del país anfitrión, deberán estar decorados con gran profusión de banderas olímpicas. Además, las banderas olímpicas ondearán en gran número junto a las otras banderas en la ciudad anfitriona.


En un acto olímpico las banderasse ubican de la siguiente manera:
1.- Bandera del país organizador de los juegos (anfitrión).

2.- Bandera del origen (iniciador) de los juegos olímpicos (bandera de Grecia).

3.- Resto de países participantes: por riguroso orden alfabético en el idioma del país organizador.

4.- La bandera olímpica, en lugar destacado y fuera de la línea oficial de las banderas oficiales de los países participantes.


Cuando terminan los juegos el alcalde de la ciudad anfitriona se reunirá con el Presidente del COI sobre el estrado y le entregará la bandera olímpica. El Presidente del COI la entregará a su vez al alcalde de la ciudad anfitriona de los siguientes Juegos Olímpicos. Esta bandera deberá quedar expuesta en el principal edificio municipal de esta última ciudad. Si Todo sale bien el alcalde de Londres se la entregará a Ruiz Gallardón.


En las entregas de medallas a los participantes de las distintas pruebas, las banderas ondeará en el orden de clasificación de sus respectivos representantes, izándolas lentamente al compás de sus respectivos himnos nacionales. Quedarán colocadas en niveles distintos en función de la clasificación. La bandera que representa el primer clasificado en un nivel superior, la bandera representante del segundo clasificado, en un nivel ligeramente inferior al primero, y la tercera bandera en un nivel ligeramente inferior al del segundo clasificado.



Medallas olímpicas


El primer premio para el ganador de los antiguos juegos olímpicos fue una corona de olivo sagrado. Hoy es la medalla de oro. Ninguno de los participantes en la edición moderna de los Juegos Olímpicos en Atenas 1896 recbió una medalla de oro. El primer lugar recibía una medalla de plata y una corona de olivo; el segundo lugar recibía una medalla de bronce y una corona de laurel; el tercer lugar, simplemente se iba con las manos vacías.



La llama olímpica


La primera llama olímpica se encendió por primera vez en Amsterdam en 1928. La razón es que el arquitecto neerlandés Jan Wils incluyó en el dibujo del estadio olímpico una torre y tuvo la idea de encender en ella una llama durante los juegos. En la ceremonia de apertura, el 28 de julio de 1928, un empleado de la empresa eléctrica de Amsterdam encendió por primera vez la llama de los Juegos Olímpicos de la era moderna en la torre entonces llamada Marathontower (y que se quedó conocida localmente como “cenicero de la KLM”).
Cuatro años más tarde, en los Juegos Olímpicos de Verano de 1932, volvió a encenderse una llama durante los Juegos en el estadio de Los Angeles. Durante la ceremonia de clausura se presentó una cita de Pierre de Coubertin que decía: “Que la Antorcha Olímpica siga su curso a través de los tiempos para el bien de la humanidad cada vez más ardiente, animosa y pura”
En los Juegos Olímpicos de Berlín 1936, se realizó por primera vez una marcha de atletas para transportar una antorcha con la llama, desde las ruinas del templo de Hera en Olimpia, hasta el Estadio Olímpico de Berlín.

Actualmente se sigue con la tradición, pero ahora se busca una manera original y espectacular…


La llama olímpica deberá situarse en una posición elevada, claramente visible desde el interior del estadio principal y, cuando la arquitectura lo permita, igualmente visible desde el exterior del estadio.



El encendido de la llama en Barcelona fue espectacular…., pero hubo truco. Un arquero disparó una flecha en llamas hacia el pebetero. Bueno, eso creímos millones de personas. Resulta que la flecha pasó por arriba y salió del estadio, al tiempo que alguien encendía el pebetero en forma directa. Según dicen, así estaba planeado.



Continuaremos con el olimpismo....


martes, 22 de septiembre de 2009

INSULTAR AL JEFE Y EL PROTOCOLO EMPRESARIAL


La semana pasada saltaba la noticia de la polémica sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya al considerar improcedente el despido de un operario de Girona que insultó al gerente de la empresa.


¿Es diferente el concepto de insulto para el protocolo? ¿Qué se podría considerar como un insulto en materia de protocolo?


Según el Diccionario de la RAE un insulto es un acometimiento o asalto repentino y violento. Coloquialmente, un insulto es cualquier cosa que pueda ofender o molestar al que va dirigido. Bajo esta premisa y referido al protocolo, un insulto es todo aquello que atente al respeto, educación y al sentido común. A modo de ejemplo, un insulto para el protocolo puede ser no saludar correctamente o no vestirse de acuerdo a la ocasión.


¿Es adecuada esta sentencia protocolariamente hablando?


No, porque se han violado los tres pilares del protocolo:


1. El respeto, porque un insulto siempre es un desprecio y una falta de respeto.

2. La educación : Una discusión acalorada, como describe la sentencia que ocurrió en este caso está siempre fuera del concepto de cortesía

3. Sentido común: ¿A quién se le ocurre insultar a un jefe?


¿El protocolo empresarial es diferente al social?


Sí, muchas de las normas pertenecientes a la cortesía social no son aplicables a la cortesía empresarial. Por ejemplo, la mujer en la empresa está considerada según su cargo y no de su sexo. Además, la mayoría de los manuales de Protocolo hablan de normas sociales, un tanto desfasadas. El protocolo empresarial está escribiendo el protocolo del futuro más adaptado a los nuevos cambios.


¿Qué dice el protocolo empresarial de cómo debemos comportarnos cuando nuestro jefe nos hace una faena?


Las relaciones laborales, al igual que el resto de relaciones (sociales y familiares) deben estar presididas por un trato cordial y educado en todo momento, incluso en los momentos más difíciles o crispados. Aunque hoy el trato es menos rígido que antaño, no hay que confundir cordialidad con familiaridad y hay que mantener una distancia. Lo ideal es no entablar discusiones con el jefe, sino intentar razonar.Aparque sus problemas a la puerta del trabajo
y utilice una gran dosis de diplomacia. Siempre por encima de todo sea educado.

lunes, 31 de agosto de 2009

Síndrome postvacacional y Protocolo empresarial

Hoy es 1 de Septiembre. Su significado no es otro que vuelta a la normalidad: Vuelta al trabajo y a la rutina diaria y también en breve la vuelta al cole. La vuelta a la realidad tras un periodo de descanso puede aparejar lo que se ha dado en llamar una "depresión post-vacacional", un estado de ánimo pasajero que afecta a uno de cada tres españoles.



Algunos psicólogos defienden que este estado de ánimo tiene mucho que ver con la "intensificación de la deshumanización de las empresas” y que si éstas aplicaran ciertas normas de protocolo podrían atenuar esto pseudo-depresión provocada por la vuelta al trabajo.


El protocolo empresarial, un elemento diferenciador



El Protocolo empresarial es una modalidad de protocolo con entidad propia, que como su propio nombre indica, se refiere al saber ser y estar de las empresas y en las empresas.

Que una empresa aplique Protocolo empresarial redunda directamente en la mejora de su imagen, de su reputación y de sus relaciones, tanto externas ( con instituciones, clientes, proveedores…) como internas, ya que favorece la existencia de un buen clima laboral.


El protocolo empresarial es un instrumento clave para cualquier organización que pretenda ser eficaz. Además, hoy en día en que los productos y los servicios son cada vez más similares el protocolo empresarial aporta prestigio y un elemento diferenciador frente a la competencia.


El Protocolo empresarial se gestó en el siglo XIX tras la Revolución Industrial al surgir una nueva clase económicamente poderosa: los empresarios, quienes establecieron sus propios códigos de conducta, distanciándose de las formas de los poderes públicos y la aristocracia. Su fuente de inspiración es pues una mezcla entre el protocolo oficial y el cortesano. Hoy, sin embargo, el Protocolo empresarial está escribiendo el protocolo del futuro. Es el más innovador y el más rápido a la hora de darnos una respuesta ante los cambios que experimentamos. Su influencia es ya notoria en el ámbito social e institucional y además, es el más globalizado y uniforme en los países industrializados.


Saber ser y estar en el trabajo es ya una disciplina propia que cuenta con profesionales específicos y departamentos concretos en las grandes empresas en donde ya cuentan con manuales de protocolo que recogen las pautas de actuación y los códigos de conducta que establece la propia organización de manera interna y externa.


A nivel interno, establece este conjunto recomendaciones atienden a las normas de comunicación y relación entre los propios empleados de igual o diferente rango. El resultado no es otro que, conociendo el estilo de ser y actuar, la vida laboral sea más fácil, fomentando un buen clima y el trabajo en equipo, hecho que suele repercutir en la rentabilidad y evita también la fuga de talentos.


A nivel externo, el Protocolo empresarial ayuda a los representantes de la empresa, especialmente a ejecutivos y directivos a mejorar sus relaciones institucionales y comerciales. La empresa moderna es consciente de que su evolución está unida al progresivo papel social el protocolo empresarial supone una seña de calidad y prestigio. Por otro lado, facilita los contactos que debe establecer con la Administración, con sus clientes y proveedores. El saber ser y saber estar en el tejido empresarial es una ventaja competitiva que redunda en el posicionamiento de la identidad.


Así pues, el protocolo empresarial está entroncado con la comunicación, con los Recursos humanos, con el marketing y con las relaciones Institucionales. Indispensable ya para las empresas que quieren obtener un grado de distinción, que apuestan por su capital humano y que saben que las relaciones siguen siendo una de las bases de los negocios.

martes, 11 de agosto de 2009

El saludo y la gripe A

video

“No beses, no des la mano, di hola" es el eslogan que, "en prevención de la gripe A", ha decidido colgar el Colegio Oficial de Médicos de Madrid de la fachada de su sede para recordar a la población que el mejor método para evitar el contagio del nuevo virus es no tocar a los demás. Nosotros nos preguntamos ¿Es protocolariamente correcto? ¿Se puede saludar sólo verbalmente?

En primera lugar hay que recordar que Saludo viene de salud. Saludar es dirigir a alguien, al encontrarlo o despedirse de él, palabras corteses, interesándose por su salud o deseándosela.
Tres elementos intervienen en el saludo: Los gestos, la mirada y las palabras. El colegio de médicos sólo nos censura una parte del saludo, pero por una buena razón, para evitar los contagios. De hecho nos invitan a practicar el saludo típico de Canadá es sólo verbal.

El origen del saludo

Según parece, los animales salvajes se saludan entre sí y los simios lo hacen mediante gestos similares a los del hombre. Jane Goodal, la famosa etóloga que convivió con chimpancés en la selva durante largos períodos, narra que éstos algunas veces se abrazan y se besan, y hasta llegan a rozarse los labios. También se hacen reverencias, se estrechan las manos, y se los ha visto palmeándose la espalda en un típico gesto de bienvenida.

Evolución y variaciones culturales y generacionales

¿Cómo puede explicarse que el saludo sea al mismo tiempo universal a toda la humanidad, y específico de cada cultura? Como explica Ana María Cestero, profesora del departamento de Lingüística de la Universidad de Alcalá, experta en formas de saludo en comunicación no verbal: todas las formas de saludo son culturales y como las palabras, van pasando de generación en generación.

De hecho, hay culturas más proclives al contacto y otras menos. También saludos específicos creados para una situación, o por un tipo de personaje como levantar el puño, levanta el brazo; incluso generacionales como chocar los cinco, algo que sólo se hace en la niñez y juventud. Los jóvenes no tienen los mismos saludos que los adultos, o crean saludos que son moda, que se dan durante un tiempo y luego desaparecen. Precisamente por ser una expresión cultural varía con el tiempo. Como ejemplo, a principios de siglo los periódicos y la sociedad reflejaban el estupor, desaire y grosería que suponía la moda de que lo caballeros para saludar a las señoras habían dejado de quitarse el sombrero y descubrirse la cabeza totalmente, sustituyéndolo por tocarse únicamente el ala del sombrero.

Formas de saludo

En la India, por ejemplo, se aconseja paciencia ya que hay zonas donde se estrechan la mano y no se sueltan hasta que empieza el primer núcleo de la conversación. Ocurre lo mismo en Brasil pero con los abrazos.
En el Cáucaso le cachearán para darle la bienvenida, un saludo que responde a épocas pasadas cuando se registraba a los forasteros para buscar armas escondidas.

Los tibetanos saludan enseñando la lengua.

Los esquimales y maoríes frotan su nariz contra la nuestra.

Saludos clásicos del mundo occidental

· Estrechar la mano

Es todo un clásico y hoy en día el más universal de los saludos. Esta forma de saludo la vemos ya en algunos relieves en piedra griegos que datan del Siglo V a.C, o pinturas en las que Hernán Cortés selló, en 1519, su primer encuentro con Moctezuma en México.

· Besos

Los besos, son una expresión de cariño tan antigua como el hombre, pero se convirtió en ritual de bienvenida sobre todo en culturas de contacto. Se maneja la hipótesis de que los romanos besaban a sus mujeres en la boca para comprobar que no habían bebido vino, ya que ellas lo tenían prohibido y su ingesta era castigada con pena de muerte. Ni que decir tiene, que el beso de Judas también era un beso de muerte….

En España el saludo de dos besos es normal entre señoras, y entre señoras y caballeros en ambientes distendidos. En áreas hispanoamericanas se dan desde uno hasta tres y en Francia, en algunas regiones son tres, aunque tradicionalmente son dos.
De hecho existen diferencias entre España y Francia que hay que tener en cuenta para evitar situaciones embarazosas a la hora de dar los dos besos. Si se encuentran un español y un francés y van a darse los dos besos de rigor, los españoles empiezan yendo hacia su izquierda, y dando el primer beso en la mejilla derecha del interlocutor. Sin embargo, en Francia es justo por el lado contrario y comienzan por la derecha.

· Inclinar la cabeza

Otras formas de saludar es inclinar la cabeza común en algunos países orientales, haciéndolo en mayor o menor grado, dependiendo del respeto que muestren hacia la persona a la que se dirigen. Se trata de un gesto de humildad y respeto. Incluso por este mismo respeto, no suelen mirar fijamente a su interlocutor.

· Alzar la mano
Es uno de los saludos más universales que hay, porque se encuentra en casi todas las culturas. En el mundo grecorromano había costumbre de alzar el brazo, una forma de saludo, tal vez con dos significados. Uno, el de desear buenos augurios. El otro, más probable era el de permitir a los hombres que se iban a encontrar, comprobar que ninguno de ellos empuñaba armas. Esta última explicación podría respaldar que en casi todos los rincones del planeta se levante la mano hacia arriba, algo que también hemos visto que era la forma del saludo de las tribus indias norteamericanas.

· El saludo regio

Lo idóneo cuando saludamos a los Reyes y a la familia real es para los caballeros estrechar la mano y después realizar una breve inclinación de cabeza. En el caso de las señoras, a estos gestos y de manera opcional se podrá añadir una media genuflexión realizada con la pierna izquierda.
Como última noticia que nos demuestra como el protocolo va cambiando incluso en los gestos de saludo, es el cambio que se ha producido en la corte británica. A partir de ahora, ni el primer ministro, ni quienes atiendan o visiten a Su Majestad tendrán que seguir mirándola, sin darle la espalda, cuando se estén retirando de su presencia, lo que se llamaba el “paso de cangrejo”, y que vimos en la película “la Reina” en donde el actor que interpretaba a Tony Blair aparecía dando marcha atrás, tras recibir de Isabel II el encargo de formar Gobierno. El temor a caídas y lesiones, que podrían acabar en los tribunales, ha aconsejado al Palacio de Buckingham a revisar las exigencias del protocolo. Eso sí, Isabel II ha accedido a eliminar la exigencia de caminar hacia atrás, aunque ha pedido que dos de sus asistentes lo sigan haciendo de manera rutinaria, pues no desea que la costumbre que proviene de la época medieval desaparezca completamente.